Lun. Feb 17th, 2020

Zona Oculta Magazine

Todo lo que debes saber

La erupción del Vesubio provocó un calor extremo: convirtió un cerebro en vidrio

3 minutos de lectura

Un nuevo análisis sobre uno de los cráneos encontrados en los años 60 cerca de Pompeya y Herculano ha permitido hallar materia cerebral vitrificada en el cráneo

En el año 79, hace casi dos milenios, el Vesubio entró en erupción. Es la más mortífera que se recuerda y fueron miles las personas que murieron en el golfo de Nápoles debido a este trágico episodio. Aunque se han producido más erupciones desde entonces, ninguna llegó a aquellos niveles y siguen siendo muchos los científicos que tratan de estudiar todo lo que rodeó a aquella catástrofe.

Un estudio de 2001 publicado en Nature reveló que las temperaturas que se alcanzaron durante la erupción fueron de 300 grados centígrados, un calor que habría matado en una fracción de segundo a miles de personas y animales en las ciudades de Pompeya, Herculano y Estabia. Se cree que quien no pudo escapar a tiempo se refugió en cuevas y cobertizos de la costa, muriendo de calor.

Un fragmento de vidrio encontrado en el cráneo (Foto: The New England Journal of Medicine)
Un fragmento de vidrio encontrado en el cráneo (Foto: The New England Journal of Medicine)

Una investigación de 2018 liderada por el arqueólogo Pierpaolo Petrone estudió un centenar de esqueletos de aquella época. Descubrieron que en algunos de los huesos había residuos rojos y negros que no podían proceder de monedas ni objetos metálicos, ya que no había nada alrededor. Y después de que las pruebas que realizaron confirmaran la presencia de altas concentraciones de hierro en los huesos, llegaron a la conclusión de que se trataba de restos de fluidos corporales humanos. Es decir, se habían desintegrado por el calor.

Un calor nunca visto

Además del hierro y los residuos rojos y negros, los investigadores descubrieron fracturas en los huesos y grietas en el cráneo, algo que los forenses han visto más veces en casos de calor extremo. Su conclusión fue, tal y como publica Arstechnica, que los flujos piroclásticos habían hervido el tejido cerebral blando y evaporaron los fluidos corporales de las víctimas hasta que los cráneos, literalmente, explotaron.

Lo extraño es que esa materia cerebral no se ‘saponificó’, sino que se había ‘vitrificado’: se había fundido en vidrio

Ahora, el mismo Petrone ha publicado un nuevo estudio en The New England Journal of Medicine en el que se ha analizado un cráneo encontrado en los años 60 en Herculano. Pertenece a un cuerpo encontrado en una cama de madera y que había sido enterrado por cenizas volcánicas, pero tenía algo especial: había pruebas físicas de restos de materia cerebral en el cráneo. Pero lo extraño es que en vez de que esa materia cerebral se ‘saponificara’, es decir, se convirtiera en jabón, se había ‘vitrificado’: se había fundido en vidrio.

Los científicos encontraron sustancias en el cráneo que no estaban alrededor del cuerpo, por lo que creen que se trata de materia cerebral. En el estudio señalan que las temperaturas podrían haber llegado a los 520 grados Celsius, lo que sugiere que “el calor radiante extremo fue capaz de encender la grasa corporal y vaporizar los tejidos blandos. La detección de material vítreo de la cabeza de la víctima, de proteínas expresadas en el cerebro humano y de ácidos grasos encontrados en el cabello humano indica la preservación inducida térmicamente del tejido cerebral humano vitrificado”.

Fuente: https://www.elconfidencial.com/tecnologia/ciencia/2020-01-23/calor-erupcion-vesubio-convierte-cerebro-vidrio_2424324/?utm_source=twitter&utm_medium=social&utm_campaign=TeknautasDiarioAutomatico&fbclid=IwAR0tbGZrTJz84HauK43NuQVrsGePY67J4zGyoJBbnEdyRv5DecQBHK9e5kg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posts List

1 minuto de lectura
1 minuto de lectura